Ministro de Salud puso en duda los casos de intoxicación en Quintero y Puchuncaví

Ministro de Salud, Emilio Santelices, puso en duda casos de intoxicación, Quintero y Puchuncaví

En declaraciones a una radio.

El ministro de Salud, Emilio Santelices, levantó una nueva polémica al deslizar la idea de poner en duda los conocidos casos de intoxicación que provocaron la suspensión de clases y una ola de protestas en Quintero y Puchuncaví, Región de Valparaíso.

En entrevista con Radio ADN, el secretario de gobierno manifestó que “los niveles que encontraron de gases estaban bajo los niveles de riesgo, bajo la norma internacional”.

“Existe lo que se llama olores ofensivos, y que podría ser el caso, en que se emana un gas, los niveles tóxicos que pueden producir daños a la salud no se alcanzan, por lo tanto, no se produce ese daño, pero sí al tener lo que se llama un olor ofensivo, este produce efectos organolépticos”, añadió.

Siguió en su teoría diciendo que “el hecho de que tú tengas un mal olor, fuerte, puede producir náuseas y vómitos; molestias que son objetivas y son, si se quiere, un indicador de alarma, pero no implica una intoxicación”.

El ministro Santelices también puso en duda el informe de la Seremi de Salud de Valparaíso en donde indicó que entre los años 2010 y 2015 los promedios anuales de arsénico en Quintero y Puchuncaví superaron por más de 23 veces la norma europea.

“Cuando se determinan niveles altos en el aire habitualmente tiene que ver con niveles muy fugaces de alguna fuente emisora”, señaló.

Estas declaraciones llegan en momentos en que los habitantes de estas dos localidades no sólo protestan por el grave hecho de niños intoxicados, sino por los años que han debido sufrir esta situación viviendo al lado de empresas contaminantes.