En prisión preventiva quedó ex canciller del Arzobispado de Santiago por abuso sexual y estupro

Hay delitos que no están prescritos.

El Juzgado de Garantía de Rancagua decretó este viernes la medida cautelar de prisión preventiva para el ex canciller del Arzobispado de Santiago, Óscar Muñoz Toledo, imputado por abuso sexual reiterado y estupro. Mientras que, el plazo de investigación se fijó en 180 días.

Cabe mencionar, que el sacerdote se autodenunció en enero de este año y estuvo a cargo en algún momento de recibir las denuncias de víctimas. Su detención se concretó este jueves y donde también en el marco de la investigación se desarrolló un allanamiento en dependencias del Arzobispado de Santiago.

El fiscal regional de O’Higgins, Emiliano Arias, sostuvo- según consigna La Tercera- que “Son víctimas todas menores de edad, son víctimas con inexperiencia sexual, son víctimas que fueron atacadas sexualmente en el domicilio del imputado, en el domicilio propio de las víctimas cuando estaban bajo el cuidado de éste, por la confianza que generó con las víctimas y con los padres de las víctimas (...) No es menor que se hayan cometido los delitos al interior de la Iglesia, al interior de casas parroquiales”.

Además, indicó que “El sujeto entra como guía espiritual en niños que se encuentran en plena etapa de formación, entra en su interior y los conduce a ser objeto del gravísimo delito de atentado sexual. En este caso, y recordando las palabras del Papa, se trata de víctimas a las que se les ha quitado su inocencia".

A esto se suma que los antecedentes del caso de Muñoz fueron enviados a la Congregación para la Doctrina de la Fe -en la Santa Sede-, para ser juzgado canónicamente de manera paralela a la judicial.