Humorista murió en plena rutina de su espectáculo

Ian Cognito , comediante de 60 años, se encontraba en un bar de la localidad inglesa de Bicester, cercana a Oxford, realizando un show cuando sufrió un ataque cardíaco.

El humorista comenzó a respirar de forma agitada y se sentó en un piso sin poder decir ni una palabra. Pasó cinco minutos en silencio, mientras el público seguía riendo, informó BBC

Lo que causa más extrañeza, fue que diez minutos antes de su deceso el propio Ian Cognito había ironizado sobre su propia muerte con un chiste que provocó que el público siguiera con las risas cuando el artista comenzó a sentirse mal y a respirar con visibles dificultades antes de sentarse en un taburete y permanecer allí inmóvil durante varios minutos.

Los servicios de emergencia que acudieron al lugar lo declararon “muerto en el escenario”.

Según el dueño del local en que se presentaba, Cognito no se sentía muy bien antes del show pero él mismo quiso subirse al escenario. Incluso bromeó con su estado de salud y dijo "imaginen si muriera aquí frente a todos ustedes".

Andrew Bird, presentador del show, indicó que “todos los que estábamos allí, y me incluyo, pensábamos que todo era una broma. Nos quedamos cinco minutos mirándolo y riéndonos mientras él seguía sentado sin moverse”, dijo. Finalmente tomó la decisión de actuar y llamó a los servicios de emergencia.

Dos enfermeras y un agente de policía trataron de reanimarlo mientras llegaba la ambulancia, pero el actor ya había fallecido. Ian Cognito era uno de los protagonistas más agudos y extremos del mundo de la comedia en el Reino Unido.