Alcalde fingió ser indigente para evaluar a su municipio en México

Carlos Tena Nevárez, el alcalde de Cuauhtémoc, en Chihuahua, México, llevó a cabo un plan para poner a prueba a los funcionarios de su municipio. La mayor parte de ellos reprobaron y se irán despedidos.

El alcalde Carlos Tena se disfrazó de indigente y usó una silla de ruedas para fingir que era una persona con discapacidad.

Así vería cómo tratan realmente a los ciudadanos en su municipio en México.

"Quiero decirles que fue una experiencia amarga, no fue nada fácil, si ustedes hubieran visto cómo venía yo. Andaba con una chaqueta sucia, tapando mis piernas y quise agacharme, para que no me reconocieran. Tampoco hablaba, porque mi voz es inconfundible", relató Tena Nevárez, según Televisa.

El hombre criticó el maltrato recibido por parte de la gente de su Municipio, declarando que "me llevé dos lamentables sorpresas en Desarrollo Social, primero con quien abre el elevador para las personas con movilidad reducida y la más desagradable, fue la que me llevé en mi propia oficina, mi propia gente me echó del lugar".

"Me pidieron que saliera, la secretaria agarró la silla para echarme y ahí en la puerta me detuve, le di vuelta a la silla y me puse de pie, me quite mi gorrita, por cierto muy calientita, mis gafas, pues me puse de pie y todo mundo se congeló (...) ahí les dije la desilusión que me habían dado, les dije que por qué me sacaban, porque olía mal y para darles una lección", agregó.

Su experiencia lo llevó a anunciar de inmediato varios despidos: "Se tienen que ir tres personas mínimo y al guardia que abrió de mala gana el elevador, porque también de eso me di cuenta".