Sequía: Los efectos que tendrá en las frutas y verduras y que tocará nuestro bolsillo

sequia crisis del agua
El déficit hídrico en la región Metropolitana hasta fines de agosto supera el 70%, por lo que producto de la sequía ya existen varias comunas con emergencia hídrica.

La sequía ya no es un tema lejano y ya se están viendo los primeros efectos en la agricultura y crianza de animales, pero lo cierto es que en unos meses uno de los efectos podría llegar a nuestro bolsillo.

En la comuna de San Pedro, provincia de Melipilla, a unos 100 kilómetros de Santiago los crianceros aseguran que ya se les ha muerto ganado debido a que no hay forraje y que la sequía ya se les escapó de las manos.

Héctor Muñoz, criancero de San Pedro, en conversación con 24Horas sostuvo que le estaba dando forraje dos veces al día a sus animales cuando lo mínimo deberían ser tres, pero no les alcanza. Durante este año ha pérdido el 10% de sus cabezas de ganado.

La falta de alimentación en los animales provoca ldesnutrición, abortos y muertes.

El agricultor de la zona, Eleodoro Armijo, planteó que este año aún no es el peor en cuanto a la sequía, sino que sería el próximo en caso que siga sin llover.

A raíz del déficit hídrico, que en la región Metropolitana hasta fines de agosto supera un 70%, se cultivará menos superficie de ciertos productos lo que involucrará un aumento en los precios. Esto sucederá en el caso de las paltas, limones y especialmente frutillas.

El alcalde de San Pedro, Manuel Devia, manifestó que los productos ya no serán de la calidad de años anteriores, ya que por ejemplo, la frutilla necesita mucha agua. A su juicio existirá un impacto por todos lados porque habrá menos superficie y de menor calidad.

Mientras que, el economista Banco Santander, Fabián Sepúlveda, aseguró que el impacto en el bolsillo en años secos se ve en promedio en la época de estacionalidad, donde tienden a subir las frutas y verduras que es en verano, porque se ve una mayor inflación.

Según datos de la misma entidad bancaria, entre 1999 y 2009 existió un aumento del 2,4% en los precios de frutas y verduras, y en la última década (2010-2019) esta alza alcanzó un 6,9%.

Sin embargo, en años secos los precios pueden tener alzas incluso de un 15%. Esto quiere decir que si un kilo de palta tiene un valor de 4 mil pesos el kilo, en un año con sequía podría llegar a 4 mil 600 pesos.

Para el economista principalmente se trata de un tema de oferta, "como la producción decae, la menor producción genera inmediatamente un aumento de precio".

Finalmente, a raíz de la sequía en los proximos meses deberiamos pagar más por las frutas, verduras y hortalizas.