Sacerdote Gerardo Joannon recibe impactantes denuncias por abuso sexual

sacerdote Gerardo Joannon

El sacerdote Gerardo Joannon vuelve a recibir fuertes acusaciones en su cargo de religioso. Si antes fueron adopciones ilegales, ahora son abusos sexuales.

El sacerdote Gerardo Joannon volvió a estar en la opinión pública a tres años de las denuncias que recibió por el caso de adopciones ilegales en los que participó entre los años 1970 y 1980 y ahora enfrenta impactantes acusaciones por abuso sexual.

Según un reportaje de Radio Bío Bío, el religioso recibió la denuncia de una mujer de 46 años, quien lo acusó de reiterados abusos en su contra y que comenzaron cuando ella sólo tenía 8 años, cuando cursaba tercero básico en el colegio de los Sagrados Corazones de la comuna de Providencia y que se prolongaron por cuatro años.

La mujer indicó que “Joannon fue su guía espiritual para la primera comunión y que aprovechaba distintas oportunidades para acariciarle las piernas y aumentar sus pulsiones. En su testimonio, además involucra a Juan Andrés Peretiatkowics, otro “hermano” de la entidad religiosa, quien ya fue sancionado por el mismo actuar y vive -supuestamente enfermo- en la misma residencia eclesial que Joannon”, según indicó el medio antes mencionado.

“Cuando estábamos en la salita, siempre estábamos cara a cara y él se inclinaba hacia mí y me acariciaba las piernas De las caricias a mis piernas pasó a la entrepierna, empezó a susurrarme al oído que era nuestro secreto y que mi silencio era muestra de mi gran amor con Dios, que me iba a recibir con mayor felicidad cuando comulgara con él. Un día su mano subió a mi vagina”, agregó.

Además del sacerdote Gerardo Joannon, otro cura involucrado es el párroco del Centro Pastoral Juvenil de la Anunciación, Jorge Prieto.

Cabe recordar que Joannon fue enviado por los Sagrados Corazones a Argentina como castigo tras la investigación donde se determinó que tuvo una activa participación en las adopciones ilegales, declarando por muertos a niños recién nacidos para destinarlos a otras familias en el extranjero.