Personas con antecedentes penales podrán trabajar en la administración pública

La iniciativa nace desde el Ministerio de Justicia de Derechos Humanos para que haya más reinserción social y oportunidades.

El proyecto de ley que impulsa el gobierno busca que personas que hayan estado privadas de libertad puedan ser funcionarios del Estado en grados profesionales y técnicos.

La idea es mejorar la reinserción de las personas que hayan cometido delitos simples cumplido condena en el sistema cerrado (privados de libertad) y en el sistema abierto (penas sustitutivas como reclusión parcial, libertad vigilada), después de haber hecho la capacitación intra penitenciara.

Eso si, no incluye a los individuos que hayan cometido delitos graves como asaltos, violación, homicidio, parricidio, entre otros.

“Con esta reforma presentada, nos comprometemos nosotros como Estado en la tarea de la reinserción social de personas que han cometido delito” señaló el jefe de cartera Hernán Larraín.

Esto se enmarca en el Proyecto +R que busca una alianza pública privada para que las personas que estuvieron privadas de libertad puedan volver a insertarse en la sociedad.