PDI rechaza usar perros callejeros en brigadas caninas

La PDI se excusó diciendo que existe un porcentaje de éxito del 96% para perros criados en la institución, versus un 30% presentado al trabajar con cachorros externos.


La PDI le respondió a los Parlamentarios RN, José Miguel Castro y Gonzalo Fuenzalida, quienes habían solicitado la posibilidad de incluir perros callejeros en las brigadas caninas de la institución, que están a cargo de la detección de explosivos y drogas.

La solicitud expresaba el hecho de poder “recoger y adoptar perros abandonados para que sean integrados y entrenados en la Brigada de Adiestramiento Canino de la Institución”, a lo que la PDI explicó que “la dotación actual de los canes de trabajo policial pertenecientes a la PDI, se funda en un sistema de crianza propia, donde los reproductores originales fueron obtenidos en 2010 por un periodo de 3 años, mediante un programa de adquisición de ejemplares de raza labrador y pastor belga, inscritos en el Kennel Club de Chile”.

Dentro de sus explicaciones y razones de la negativa, se explicaba que anteriormente existían particulares que donaban a los perros, sin diferenciar razas.

Al momento de seleccionarlos para reproducirlos era donde estaba el problema principal, que terminaba significando una complicación directa en la institución, “fueron presentando, en un periodo de tiempo variable, problemas asociados a enfermedades hereditarias como displasia de cadera y atrofia progresiva de retina, entre otras, lo que generó la pérdida de todos los recursos destinados a su crianza, adiestramiento y mantención”, cerraron.

Mala suerte para los perros que no son de raza.