Oficialismo hace nuevo llamado contra Ley de 40 horas

El Gobierno hace sus últimos intentos para frenar la agenda impulsada por la diputada comunista, Camila Vallejo.

Si bien había salido del ojo del debate público, el debate en el Congreso sobre reducir la jornada laboral a 40 horas semanales está programada para el 23 de octubre y el Ejecutivo aún presiona para ganarlo.

Durante el Encuentro Nacional del Agro, el Presidente de la República, Sebastián Piñera, señaló “No vamos a sacrificar a través de reformas irresponsables, aunque sean populares, ni la capacidad de crear empleos de nuestra economía que lo requiere, ni tampoco vamos a condenar a bajas de salarios por hacer proyectos irresponsables y que muchas veces son inconstitucionales”, haciendo un claro guiño a la iniciativa de la oposición.

En la misma línea, el senador de Renovación Nacional, Andrés Allamand, en entrevista con Radio Infinita, reconoció el flojo manejo comunicacional que ha tenido el Gobierno en la materia.

Al ser consultado por los parlamentarios de su mismo partido que manifestaron un apoyo al proyecto de 40 horas, el ex Ministro de Defensa dijo “espero que ellos recapaciten, aquellos que se han mostrado en una postura distinta. Creo que las 40 horas, y espero que el debate sea lo suficientemente contundente, tienen un efectos nocivos que no se han explicado con la suficiente fuerza”.

En un tono más dialogante, el Presidente de RN, Mario Desbordes, llamó al Ejecutivo a mostrarse abierto a las alternativas que salgan de la mesa técnica entre empresarios y trabajadores, para así definir qué se va a proponer.

A poco más de dos semanas de su debate en sala el Gobierno utiliza sus últimos cartuchos para contrarrestar una iniciativa que, de ser aprobada, significaría un gran golpe a la administración.