Niña asesinada en Puente Alto no era primera vez que era agredida

La parricida quedó en prisión preventiva por 120 días mientras dure la investigación.

Una fractura de clavícula, la quema del 8% de su trasero y zona genital fueron algunas de las agresiones que se pudieron constatar en el cuerpo de la menor de 7 años fallecida el fin de semana recién pasado. El motivo de la golpizas era que la menor no podía controlar el esfínter.

Está ultima situación provocó que la imputada pusiera sobre dos quemadores de la cocina encendido a la menor.

“A juicio del Ministerio Público se encuentra acreditada la participación de ella por cuanto es ella quien llama a Carabineros, señala que la niña se había caído y eso no es efectivo. Posteriormente, cuando se tienen los antecedentes que da el médico de la PDI, ella da otra versión. Lo cierto es que la hija de la imputada, ella está a cargo de su cuidado, y lo que establece el SML es que el acaecimiento de la muerte se produce a pocas horas por la gravedad de las lesiones y no había otro adulto en ese momento en el domicilio”, afirmó la fiscal Yasne Pastén La parricida quedó en prisión preventiva por 120 días mientras dure la investigación.