Mujer que fue mutilada con un hacha entregó fuerte testimonio

mujer mutilada
El sujeto se encuentra en prisión preventiva, y la mujer logró ser salvada por su pequeño hijo, quien llamó a Carabineros.

Hace más de dos meses que a Mirsa Ojeda, de 31 años, le cambió la vida en un 100%. Y es que la mujer nunca se imaginó que el invitar a un vecino a su casa para compartir podría tenerlo al borde de perder la vida, y que su pequeño hijo cumpliría un rol fundamental para salvarla.

La madrugada del 25 de mayo de 2019, fue víctima de una brutal agresión luego que invitara a su casa a José Zúñiga Argel, alias “Joselo”, luego que el insistiera. Esto ocurrió en el sector de Chaicas, región de Los Lagos.

Mirsa, sostuvo a Radio Bio Bio que "llevaba casi tres años viviendo allá… él siempre me buscó, me mandaba solicitudes en Facebook, pero yo no aceptaba.. me mandaba mensajes y yo lo dejaba ahí no más… hasta que un día, ese día, me pilló no sé… volando bajo”.

En la oportunidad, compartió con él y sus hijos, pero estos últimos afirmó "se fueron a dormir y él intentó propasarse conmigo, yo lo eché de la casa… él se fue enojado, pero enojado mal”.

Sin embargo, el sujeto regresó en la madrugada junto a su sobrino. “Al abrir la puerta lo veo a él con el sobrino y de ahí no sé más… hasta que desperté como una hora y media dos horas después totalmente ensangrentada, me faltaban los dedos", comentó.

Además, aseguró que "me sacó una lonja de cráneo con el hacha, yo no sabía qué me había pasado porque, ni siquiera yo sabía con qué él me había atacado".

Tras estar por cerca de un hora perdiendo sangre logró despertar a su hijo con sus gritos, quien llamó a Carabineros y le detuvo hemorragias. Debido a la agresión quedó con "dos de sus dedos cercenados, heridas en su cabeza, fracturas en su espalda y muñeca".

Con estos antecedentes presentó la denuncia y el sujeto fue detenido y formalizado por lesiones graves y mutilación. "Mi vida ha cambiado en un 100%, a mí él me cagó la vida, me hizo pebre porque yo tenía un trabajo estable, estábamos bien, arrendaba una casa sin mayor problema”, afirmó.

El hombre tras una decisión de la Corte de Apelaciones se encuentra por segunda vez en prisión preventiva, ya que en algún momento fue dejado con arresto domiciliario.