Movilh acusó detención ilegal a cabo por denunciar actos homofóbicos

El cabo segundo del Ejército, Michael Sepúlveda, fue víctima de burlas por su condición sexual y pese a contar con licencia médica, fue detenido por personal militar acusado de insubordinación, movilizando al Movilh para su liberación.

El Movilh del Bío Bío comandaron las denuncias contra la institución militar, acusando un grave caso de homofobia y violentos episodios de discriminación que habría afectado al cabo en el Regimiento Nº 6 Chacabuco, perteneciente al Grupo de Artillería Nº 3 Silva Renard.

Las acciones habrían iniciado a fines de abril donde, según comentó Paola Laporte, presidenta de Movilh-Biobío, Sepúlveda "portaba un gorro color verde oliva en su cabeza. Sin ningún motivo, el coronel Cubillos Schmied le indicó que "usted se vería mejor con un gorro de color rosa", en tono burlesco y en clara referencia a la orientación sexual de Sepúlveda. Acto seguido lo fotografió sin su consentimiento desde su celular", comentó Laporte.

"En otra ocasión y mientras tomaba desayuno en el rancho de tropa, el coronel exacerbó sus acosos, mostrando desde su celular a los otros soldados la fotografía, consiguiendo se burlaban del cabo. Se trata de un acto de clara homofobia", agregó Laporte.

Según la propia presidenta de la entidad, Sepúlveda "denunció los hechos ante superiores y ante nuestra organización. En medio de esto, ayer, fue detenido por insubordinación, pese a contar con licencia psicológica. Está detenido en el Regimiento Chacabuco. Exigimos su liberación inmediata y sanciones contra todos los uniformados que fueron gestores y cómplices de este flagrante y brutal acto de homofobia", cerró Laporte.