Gobierno anunció plan de aceleración económica de cinco puntos

El Ministro de Hacienda, Felipe Larraín, junto al titular de Obras Públicas, Juan Andrés Fontaine, anunciaron este jueves un proceso de aceleración de proyectos de obras públicas y licitaciones que bordea la cifra de US$1.400 millones.

En las dependencias del Ministerio de Hacienda, el titular de la cartera, Felipe Larraín, se refirió a las cifras del último Imacec, donde destacó los indicadores de crecimiento que muestran cifras de 2,1% en el crecimiento general.

Por eso, Larraín anunció que “como Gobierno, queremos apoyar este proceso de aceleración económica dando un fuerte impulso a un conjunto amplio de obras de infraestructura pública, con medidas que anticiparán la puesta en marcha o licitación de proyectos de inversión por US$1.382 millones, incorporando una combinación de concesiones y obras públicas tradicionales”.

“Nosotros estamos viendo una recuperación de la economía, pero no nos dejan satisfechos las cifras de abril, esta economía puede crecer más y para eso no solamente tenemos confianza en que esto va a ocurrir si no que queremos hacer un anuncio de cómo vamos a facilitar este proceso de aceleración”, agregó. 

El ministro explicó que, en conjunto con el Ministerio de Obras Públicas, impulsaran y apoyaran el proceso de aceleración económica dando un fuerte impulso al área de infraestructura pública; todo esto en línea con lo planteado por el presidente Sebastián Piñera en su Cuenta Pública del 1 de junio.

El trabajo en conjunto de ambas carteras será impulsar cinco puntos, donde destacan:

  1. “Fast Track” o aceleración a la inversión pública.

Lo que se busca es agilizar todos los procesos necesarios para la aprobación de proyectos a de inversión en infraestructura pública. En esta materia ingresan los proyectos que están por comenzar o ya comenzaron y necesitan aprobaciones. El ministro Larraín espera “dar celeridad a la aprobación de decretos e identificación de proyectos y haremos las reasignaciones presupuestarias necesarias. Se considera la pavimentación de 300 kilómetros de caminos básicos adicionales y 60 kilómetros adicionales de caminos indígenas; nuevas obras de agua potable rural; construcción de 60 nuevos puentes adicionales; y conservación de cauces”.

  • Identificación de proyectos. 

En base a una autocrítica de los ministerios, donde apuntaron a su lentitud en el desarrollo de proyectos de Obras Públicas, Hacienda y el MOP a inicios de año, se adelantarán la identificación de proyectos del año 2020 para el segundo semestre de 2019, para que estas obras estén en condiciones de partir a comienzos del siguiente año.

El titular de Hacienda explicó que “esto considera recursos adicionales por US$388 millones. Entre estas obras se incluyen pavimentos básicos, puentes menores, mejora y conservación de aeropuertos, programas de agua potable rural, obras portuarias e hidráulicas”.

  • Aceleración de concesiones. 

Una parte vital de esta nueva agenda de aceleración económica es agilizar el proceso de concesiones, que cuentan con convenios complementarios de rápido inicio de ejecución por un total de US$657 millones en 2019-2020.

Dentro de las obras entran las de mejoramiento vial, incluyendo obras en autopistas urbanas, free flow, ampliación de capacidad con terceras pistas, obras complementarias, pasarelas, enlaces, calles de servicio y otros. Se considera, por ejemplo, el acceso al aeropuerto Arturo Merino Benítez.

  • Fortalecimiento de equipos técnicos. 

Se tendrán destinados recursos adicionales a estudios de obras públicas y estudios integrales y asesorías de concesiones. Junto con esto, se destinarán recursos para el fortalecimiento de los equipos técnicos del MOP para favorecer y acelerar los procesos de inversión especialmente concesiones.

  • Aceleración de hospitales en ejecución. 

Se entregarán cerca de US$300 millones en acelerar la construcción de hospitales públicos en construcción. Los hospitales identificados hasta la fecha son el Hospital de Curicó, el Sótero del Río, el Marga Marga, Cordillera, Melipilla, Casablanca, Alto Hospicio, Coquimbo, Las Higueras, Ñuble, Gustavo Fricke y Provincial Quillota-Petorca.

El Ministro de Obras Públicas, Juan Andrés Fontaine, también se refirió al proyecto de aceleración explicando que “esto tiene por un lado un objetivo de impulsar la reactivación de la economía, el crecimiento de la creación de empleos y, por otro lado, una vez que estos proyectos entran en servicio mejoran muy sustancialmente la capacidad productiva de la economía nacional, porque ahorran tiempos de viaje a las personas y a los productos y eso se traduce en más productividad y en consecuencia más crecimiento potencial de la economía”.

El plan cuesta US$1.382 millones, US$1.082 millones de inversiones nuevas que se inician en 2019-2020, más US$430 millones de obras que están en curso, y considera una combinación de obras públicas tradicionales y concesiones, con un impacto en empleo directo de 12 mil nuevas plazas laborales y un volumen similar por vía indirecta, que se financiará vía reasignaciones del Presupuesto 2019.