El sentido testimonio de Fernando Candia tras regresar de Malasia antes de lo esperado

Fernando Candia
Fernando Candia llegó a Chile cuatro meses después que lo hiciera Osiadacz. Ambos retornaron a territorio nacional pese a contar con arraigo en Malasia.

El segundo chileno que fue condenado por homicidio en Malasia, Fernando Candia, regresó este miércoles al país, pese a que tras recibir su sentencia tenía una orden de arraigo. De esta forma se suma a Felipe Osiadacz, el otro chileno condenado por la misma causa, quien volvió en abril.

El joven, que se refirió a su regreso en dependencias de la municipalidad de La Florida, señaló que la intención de la Fiscalía era alargar el proceso y pidió no condenar a Osiadacz.

A través de una declaración pública- consignada por La Tercera- manifestó que "los hemos invitado hoy (miércoles) para contarles de los motivos de mi regreso a Chile. Pasé dos años en Malasia a disposición de la justicia de ese país y cumplí íntegramente la sentencia de pena efectiva que dictaminó el juez".

Agregando que "desde el primer momento, quise que este proceso se cerrara de la manera correcta y que se confirmara la decisión del juez a cargo del caso, quien dictaminó una sentencia de dos años. Después de analizar la información y consejos de importantes abogados malayos, e incluso fiscales, asumí que la estrategia de la fiscalía era alargar indefinidamente el caso".

Ante esto indicó "Frente a esta injusticia y a la casi segura detención que sufriría, decidí, junto a mi familia, volver a mi país".

Fernando Candia aseguró "Este ha sido un proceso doloroso, angustiante y desgastante, que tuvo un enorme costo emocional, físico y económico tanto para mí como para mi familia y amigos. Quisiera agradecerles a ellos el siempre incondicional apoyo. Especialmente a mi madre".

Además, dijo haber sentido el respaldo de los chilenos en los momentos complejos por lo que decidió dar la cara para explicar una "difícil situación".

Finalmente, pidió que no condenen a Felipe, a quien calificó como "mi amigo y compañero", añadiendo que "Solo nosotros sabemos lo difícil y doloroso que ha sido esto".