Cathy Barriga defendió su viaje a Mendoza para ver "La Cenicienta"

La alcaldesa de Maipú, Cathy Barriga, comentó los supuestos gastos millonarios en los que habría incurrido junto a una comitiva de funcionarios municipales para asistir a un show de ballet en Mendoza.

“Es completamente falso”, afirmó Cathy Barriga. Sin embargo, aclaró que tras el viaje hubo despidos de personas que hicieron mal su trabajo.

La alcaldesa es acusada de llevar a cabo un millonario viaje a Mendoza para ver el ballet “La Cenicienta” junto a 18 funcionarios municipales.

Entre las principales imputaciones dadas a conocer por el portal de noticias Interferencia, y que fueron difundidas en redes sociales, destaca el traslado en avión que habría hecho la jefa comunal junto a su hijo de 3 años para ver el show protagonizado por unas niñas de su comuna.

Esto contrastaría con el largo viaje por tierra que habrían realizado estas bailarinas el programa Escuela Superior de las Artes de Maipú (Esam).

Sobre está situación, la edil confirmó que “esta fue la primera vez que (las jóvenes) salieron del país en el contexto de una gira. Viajó una comitiva de 69 personas en avión, con un elenco completo, acompañado de padres, de profesores… y no sólo la alcaldesa como señalan. Eso es completamente falso”.

Cathy Barriga agregó que “el destino final era la comuna de Maipú, de Mendoza. Ese es el nexo. Es un pueblo de muy escasos recursos. Yo también viajo con la finalidad de firmar un convenio de colaboración e intercambio cultural y que fue firmado con las autoridades locales. Se realizan seis presentaciones, durante los tres días, con el teatro lleno”.

Sobre la acusaciones de millonarios viáticos pagados a la autoridad municipal y al resto de los funcionarios por la estadía de cuatro días, Barriga indicó que “los viáticos son fijados por ley (…) para quienes no lo sepan y lo cuestionen. Es para todos los funcionarios que salen y tiene que ver con fines de hospedaje y alimentación”.

Además, agregó que “todos los antecedentes se pueden ver por Transparencia”.

De acuerdo a la información, los apoderados de las bailarinas se habrían quejado por las precarias condiciones en las que se alojaron en Mendoza, lo que derivó en el despido de cinco funcionarios.

Al respecto, Cathy señaló que “al regreso de este viaje, se informa, a través de la persona que se encargó de buscar este recinto, y también a través de la petición de apoderados, sobre la desvinculación de estas personas, las cuales tuvieron un mal funcionamiento. No cumplieron con lo requerido”.

Finalmente, aclaró que “cada vez que he salido de Santiago o del país me acompaña mi hijo y obviamente todos los costos los paga su mamá. No tiene nada que ver con los gastos municipales”.