River y Boca decepcionaron en el "Superclásico" de Argentina

River Plate y Boca Juniors protagonizaron un aburrido encuentro en el Estadio Monumental de Núñez, en Buenos Aires en el primero de los tres clásicos que jugarán en menos de un mes.


En River Plate fue titular el defensa chileno Paulo Díaz, quien recibió una fuerte patada en el primer tiempo de parte del jugador Hurtado de Boca Juniors.

El encuentro fue con más iniciativa de los "Millonarios" que de los "Xeneizes", quienes jugaron a esperar y contragolpear.

La propuesta de Boca fue tan conservadora que el mismo Carlos Tevez quedó mirando con furia a su entrenador Gustavo Alfaro por el tardío ingreso a la cancha de River.

Sin embargo, la figura del partido fue Lisandro López quien bajaba y a recuperar balones y tuvo mayor actividad en el juego de la visita.

Además, el partido registró diez tarjetas amarillas, que coinciden en lo trabado del juego.

Un "Superclásico" sin emociones y de mucho contacto, algo que se espera ver nuevamente en los encuentros de semifinales de Copa Libertadores de América.