Reinaldo Sánchez reveló el secreto para revivir a Santiago Wanderers

El presidente de Santiago Wanderers, Reinaldo Sánchez, habló tras vencer a la U y señaló que “todos me preguntan qué hice para sacarlo adelante”.

El arribo de Reinaldo Sánchez a la presidencia de Santiago Wanderers parecía irrelevante ante la dura crisis deportiva del equipo porteño. Esto porque en la primera parte del Campeonato Nacional no pudo sumar ni una sola victoria, ya que registró 14 derrotas y dos empates.

Solo un milagro podría salvar del descenso a los “Caturros”, y ahora en Valparaíso empiezan a creer en que los milagros si existen. Esto porque ya llevan cuatro triunfos al hilo, lo que lo instalan a seis puntos del penúltimo de la tabla, Curicó Unido.

El timonel del “Decano” ha dejado que el desempeño del equipo hable por él, pero igualmente dejó ver su orgullo en diálogo con Redgol. Por eso, Sánchez conversó con el citado medio después del importante triunfo por 2-1 que consiguieron recientemente ante Universidad de Chile.

Te puede interesar: Reinaldo Sánchez asumió como nuevo controlador de Santiago Wanderers

“Todos me preguntan qué hice para sacar adelante al Wanderers”, disparó de entrada el reconocido empresario. Y bastantes movimientos ha realizado, ya que encabezó las polémicas salidas de Marco Medel y Francisco Alarcón. Además de traer como refuerzos a Ronnie Fernández, Damián Arce y Joaquín Pereyra.

Pese a eso, Sánchez deja en claro que el secreto estuvo en otro punto. "Lo único que hice fue que hablé con los cabros. Les dije que quisieran la camiseta, nada más. Es que a los cabros hay que hablarles, sobre todo a los formados en Wanderers", destapó.

Junto con eso, el ex presidente de la ANFP confirmó la continuidad de Emiliano Astorga pese a que se especulaba sobre su salida en un comienzo. "A Emiliano lo dejé yo porque había hecho una buena campaña en 2014", rememora sobre un campeonato donde Wanderers obtuvo una racha de once triunfos seguidos.

Para cerrar, dejó en claro que la única forma de que el “Decano” saliera a flote, más allá de lo futbolístico, era con un cambio de actitud. “Solamente el amor a la camiseta de los cabros”, concluyó.