Parece chiste: Final de Copa Libertadores en Lima corre peligro por movimiento social

Final de Copa Libertadores

Este martes se ratificó que Santiago no sería sede por el estallido social que lo impedía jugar, pero en Perú sucederá lo mismo el 23 de noviembre.

Luego que la final de Copa Libertadores entre River Plate y Flamengo corriera peligro por el estallido social que se vive en Chile, la Conmebol decidió trasladarla a Lima, pero estarían a punto de vivir el mismo problema.

Las manifestaciones y protestas que se siguen viviendo en Santiago a causa de las manifestaciones y violencias obligaron a cambiarla a Perú, pero el clima de tranquilidad está muy cerca de cambiar.

Esto, porque este miércoles el Sindicato Unitario de Trabajadores de la Educación del Peru (Sutep) llamaron a un Paro Nacional y una masiva movilización ciudadana para el jueves 21 de noviembre, a dos días del partido.

El llamado es que la gente se levante contra el Gobierno Peruano y sus congresistas, los cuales están seriamente cuestionados por corrupción, para exigir un mayor presupuesto para Educación-

Desde organizaciones sociales llaman a repetir lo que se está viviendo en Chile y provocar un despertar del Pueblo en las calles, lo que complicaría la realización de la final de Copa Libertadores.

¿Habrá un Plan C? En conversación con Fox Sports Brasil, el presidente de Flamengo, Rodolfo Landim, deslizó la idea de volver a jugarla en el Santiago Bernabéu de Madrid, tal como el año pasado entre River y Boca.