Miguel Riffo y Claudio Borghi explicaron las falencias de los jóvenes formados en Colo Colo

Durante el programa Todos Somos Técnicos de CDF, Miguel Riffo manifestó que en los albos la política de contrataciones de Blanco y Negro le quita la oportunidad a los jóvenes:

"Va más por una política institucional, por la cantidad de jugadores que vas a contratar. El año pasado, Colo Colo pensaba jugar con un sistema 4-2-1-3, con un sólo 9 y tenía cuatro centrodelanteros. Tenía a Vilches, Paredes, Parraguez e Iván Morales. Iván Morales es llamado a las selecciones menores, es llamado a la adulta, jugó un buen partido abierto y dices es un jugador que podría tener posibilidades, pero lamentablemente se topó con un Paredes goleador histórico que no le da chances de jugar. Por eso el club a lo mejor no debió contratar tantos 9", comentó.

Claudio Borghi entregó su propia tesis: "El problema que tiene Colo Colo, lo tiene la U o Católica, y es que no hay tiempo porque son clubes populares. Si tienes un técnico que se adhiere a las políticas de la institución, pueden armar un mediocampo solo con jugadores de inferiores. Quizás el que viene a Colo Colo puede decir que necesita traer a otro, se resguarda con gente importante sin darle importancia a lo que tiene abajo, y abajo sufrimos de aspectos importantes que debemos mejorar", profundizó.

En esa misma línea, el Bichi añade que "llevo 15 años hueviando con la formación integral del jugador. Tienes un jugador interesante en lo deportivo, pero no en la parte humana. Morales por ejemplo, tiene todas las condiciones, pero lo escuchas hablar y a los 20 años si no juega dice que se quiere ir. Hay una formación integral donde preparas al jugador para el momento donde tiene que debutar y ojalá que a partir de ahí ya no salga más. Estamos fallando en eso, no necesitamos que sólo sea bueno para la pelota, sino que maneje situaciones, que sepa esperar, si le dan la oportunidad la aproveche, que si juega bien no se agrande o se compre un auto nuevo".

Para cerrar, el ex estratega de la Roja aseguró que: "Valdivia fue un jugador que dio vueltas. Yo estaba en Audax con el Nano Torres y nos lo ofrecieron. Yo dije 'en que condición viene, por cuánto tiempo viene'. Yo sabía que iba a jugar bien, lo conozco desde chico. Yo no le iba a hacer la pega al entrenador del club, que en su momento lo saca del club para sácarselo de encima, para que a los cinco meses me diga que lo quiere de vuelta porque juega bien. Valdivia, Abrigo, son sobrevivientes, porque el resto está dispuesto a cambiar su estilo con tal de jugar, ya no son creadores, se vuelven mixtos, los transforman, no son más genios. Un creador es un loco que está dispuesto a hacer cosas diferentes y ese loco hay que respetarlo tal cuál es, para entenderlos hay que ser loco como ellos", finalizó.