Guarello trata de flojo y poco solidario a Jorge Valdivia por querer parar el torneo

Guarello

El periodista Juan Cristóbal Guarello sacó su artillería pesada contra Jorge Valdivia debido a su idea de terminar ahora el Campeonato Nacional en Chile.

Juan Cristóbal Guarello no tuvo compasión con Jorge Valdivia y lo trató de flojo, poco solidario y egoísta, tras lanzar la idea de culminar el Campeonato Nacional ahora debido a la contingencia de protestas en Chile.

El “Mago”, había lanzado que era mejor proclamar campeón a la UC y no permitir los descensos, debido a que Chile vive un estallido social que ya lleva tres semanas paralizado el fútbol chileno.

Con esto, Guarello explotó. “El fútbol profesional es un ecosistema económico que no solo atañe a los jugadores y los dirigentes. Decenas de empleos, desde el más humilde de los acomodadores de autos hasta el locutor del estadio, dependen de su realización. Los mismos futbolistas, sobre todo los de los equipos más chicos, van a tener problemas porque el CDF no va a pagar si no hay fútbol, los sponsors de las camisetas tampoco y ni hablar de la publicidad estática, por el momento arrumada bajo el sol”, comenzó en su columna de La Tercera.

El campeonato va a terminar como se pueda. Inviable es cortar ahora, proclamar a Católica campeón y mandar a todos para la casa anulando los descensos como quería el inefable Jorge Valdivia. Además de adelantar sus vacaciones, el volante de Colo Colo se clasificaba a la fase de grupos de la Copa Libertadores automáticamente, cuando apenas hay dos puntos de distancia con Palestino y quedan 18 por jugar. Son 3.000.000 de dólares de diferencia. Y no es broma. Y entre el 7º y el 8º son 300.000 por clasificar a la Sudamericana. Súper solidario y ecuánime el Mago”, disparó.

Guarello cerró expresando que “la intención de todos es que se juegue el fin de semana entre el 16 y 18 próximos. Para el bien del fútbol ojalá fuera así, pero la realidad está lejos de las intenciones. Más lejos incluso que de la limitada metáfora gubernamental de una mesa servida. Iba a hablar de la Sub 17 y terminé en cualquier lado, desvariando. Podría ser Presidente.