En Italia investigan casa de Arturo Vidal en Turín vinculada con la mafia

Arturo Vidal

Arturo Vidal es investigado por la justicia italiana en un bullado caso que involucran al chileno en la compra de una serie de propiedades en Turín.

Arturo Vidal vivió probablemente los mejores años de su carrera en su primer paso por la liga italiana. Esto fue en 2011, cuando llegó a la Juventus. Y, a pesar de que partió del club en 2015, hay situaciones que aún le traen algunas consecuencias de dicha época.

Y es que ahora la justicia italiana indaga a la asociación mafiosa más importante actualmente: la 'Ndrangheta. Quienes suman ingresos que superan los 50 mil millones de euros anuales, los cuales ganan con tráfico de drogas y armas, además de prostitución.

Y la persona vital en el embrollo es un empresario turones que mantuvo cercanía con varios equipos italianos, entre ellos la Juventus. Se trata de Mario Burló, quien compró la casa en la que vivió Vidal durante sus primeros días en la "Vecchia Signora". Y hoy se encuentra en prisión.

Debido a esto, el tribunal de Asti citó a Vidal para el miércoles pasado, bajo el contexto del caso Carminius-Fenice. Caso en el que se investiga el paso de la 'Ndrangheta por Piamonte. Sin embargo, Inter de Milán argumentó que el jugador estaba con La Roja jugando Copa América.

Motivo por el cual el director deportivo de Inter y antes de Juventus, Giuseppe Marotta, llegó a reemplazar al "Rey"."Le dije que su condominio había sido vendido a alguien que fue arrestado dos años después. Pero Vidal no sabe nada de esa historia", reveló.

Te puede interesar: Claudio Bravo reveló íntimos detalles de su reconciliación con Arturo Vidal

La investigación así comienza a perder conexiones, ya que la propiedad cuenta con un gran problema. Esto porque es parte de un grupo de activos comprados por representantes vinculados a la mafia en las cercanías de Turín. Y por un monto que supera los 16 millones de euros.

Lo extraño es que el condominio fue llamado como "villa maldita" por Burló, por el estado en el que recibió la propiedad, donde incluso entraron a robar. Y la historia señala que el sitio fue habitado por "amigos y familiares" de Arturo cuando él se traslado a otra residencia en Turín.

"Puertas y ventanas rotas, cocina destrozada, alarma fuera de servicio, el techo derrumbado", fue parte de lo que detalló Giuseppe Greco, quien fue representante del jugador. Y Vidal no quería saber nunca más de la propiedad.

"Mi primera propuesta fue que la arregláramos y luego la vendiéramos, pero Arturo no quiso pagar un solo euro. Quería deshacerse del condominio. Eran unos 400 metros cuadrados en Moncalieri, pero el edificio estaba en ruinas y la piscina era ilegal", reconoce el agente según consignó RedGol.

Por este motivo, Vidal no contaba con ofertas por la propiedad, hasta que llegó Burló a solucionar el asunto. "Venderlo por 325 mil euros, el precio que acordé con Arturo, fue una ganga", reveló el mismo Greco en la audiencia.

Actualmente la propiedad está en la mira de una de las investigaciones más seguidas en Italia el último tiempo. En la cual, lamentablemente, el mediocampista bicampeón con la Selección Chilena ha sido vinculado recientemente.