Conmebol hará serias exigencias a Piñera y si no cumple, Chile pierde la final de Copa Libertadores

final de Copa Libertadores

El presidente de la Conmebol viajará a Santiago a reunirse con Piñera y ponerle condiciones para albergar la final de Copa Libertadores.

La final única de Copa Libertadores vive días claves para confirmar a Santiago como su sede, la cual está corriendo serio peligro luego de las dos semanas de graves protestas y manifestaciones que se viven a lo largo del país.

Desde el lunes 14 de octubre, cuando un grupo reducido de escolares evadió pagar el pasaje del Metro por el alza del pasaje, las manifestaciones comenzaron a crecer sostenidamente, llegando a todo el país el día viernes 18, cuando el presidente Sebastián Piñera decretó Estado de Emergencia y sacó a los militares a la calle, por primera vez en Democracia por protestas sociales.

Desde ahí, el clima de violencia y represión creció con saqueos, quemas de supermercados, marchas históricas y una fuerte acción policial y militar que ya ha cobrado la vida de más de 20 chilenos. Este contexto social, hizo pensar a la Conmebol en trasladar la final única de Copa Libertadores, que se iba a jugar este sábado 23 de noviembre, en el Estadio Nacional.

Para reconfirmar, el presidente del estamento, Alejandro Domínguez, viajará este lunes 4 de noviembre a Chile para reunirse con el presidente Piñera y ponerle serias exigencias que debe cumplir, sino el país perderá la sede del encuentro que jugarán River Plate de Argentina ante Flamengo de Brasil.

“La audiencia con el presidente de la República de Chile y autoridades se enmarca en los preparativos para la realización de la final única de la CONMEBOL @Libertadores, tal como se ha venido haciendo hasta ahora”, indicó el Twitter oficial de la confederación.