Una muñeca que puede enseñar a tener una mejor autoestima desde chicos

Quién no ha escuchado el término “amor propio” durante toda su vida, tal vez si es que todavía no lo siente, debe ser algo que ansía sentir desde hace mucho tiempo. Pero, ¿es algo que realmente es posible sentir? ¿Podemos amarnos a nosotras y a nosotros mismos? Siempre nos dijeron que para amar a otra persona primero hay que empezar por una misma. Pero
como parte de la sociedad nos hemos criado en un mundo lleno de estereotipos y valores de odio hacia nosotras. El buen autoestima y el respeto hacia una no es algo con lo que nos podemos levantar de un día al otro, es algo que se debe implantar en nuestro aprendizaje desde que somos pequeñas.

Seguramente a todas alguna vez la sociedad le hizo dudar de sus valores, llegó a aprender a quererse y cuidarse recién de grande, o tal vez no lo ha llegado a aprender todavía, no es algo fácil. Sin embargo, es algo que sí debemos enseñarles a nuestras niñas para que vivan un futuro diferente al nuestro.

Sabemos que desde pequeños aprendemos todo lo importante para desenvolvernos en este mundo y adquirimos las características que forman nuestra personalidad e identidad de nuestro futuro. Con el juego se pueden aprender cosas increíbles, y los padres son los responsables de que sus hijas saquen un buen fruto de él. Es por eso que aquí le presentamos el ejemplo de uno de los juguetes más queridos para la crianza.

Breve historia de Bárbara Millicent Roberts

Sí, ese es su nombre real, le fue otorgado en honor a la hija de la creadora, Ruth Handler, y luego abreviado a Barbie. En un principio, Ruth fue inspirada por una muñeca muy particular que vio en una vidriera Alemana llamada Bild Lilli que llamó su atención por sus características de una mujer adulta, algo inusual con respecto a las muñecas que fabricaban en ese entonces.

Así entonces, en 1959, fue fabricada por primera vez en Japón por la empresa de juguetes Mattel Inc de Estados Unidos. Inicialmente, sus medidas corporales eran 91 cm de pecho, 46 cm de cintura y 84 cm de caderas, aunque más tarde cambió en muchos aspectos y formatos.

A lo largo de los años Barbie ha lanzado muchos modelos de diferentes profesiones como y papeles como Barbie fashionista, arquitecta, médica, astronauta, enfermera, cirujana, científica, ingeniera, entre otras. Incluso el año pasado, durante la pandemia lanzó muñecas que homenajeaban a mujeres científicas que fueron de gran importancia para el estudio y la lucha contra el virus.

También se han lanzado otros productos como Ken Barbie, el novio de Barbie, las amigas de Barbie, la casa de Barbie, libros para colorear, caballos, entre muchos otros más. Incluso llegó a trasladarse a la pantalla mediante películas, videojuegos y una serie.

¿Cómo puede ser Barbie un gran ejemplo para las niñas y niños pequeños?

Como se dijo anteriormente, Barbie ha tenido y tiene miles de formatos, ideales para hacer fluir la imaginación de los niños y niñas y plasmar la realidad del mundo que los rodea en su juego. A medida que los pequeños juegan con diferentes tipos de muñecas de Barbie, comienzan a dar sus primeros pasos hacia el amor propio, proyectando una imagen positiva de su propio cuerpo y aprendiendo que deben amarse a sí mismos tanto como aman a su muñeca/o, comprendiendo también la tolerancia hacia otros tipos de cuerpos diferentes al suyo y que todos merecen el mismo amor.

Según profesionales, jugar de esta manera y con esta perspectiva de la vida, es parte de una construcción social que se lleva a cabo durante toda nuestra vida, pero que debe comenzar principalmente a plantearse con los más pequeños. Si nosotros como adultos no les enseñamos a crear este ambiente de armonía consigo mismos y les damos a conocer que los amamos con cualquier tipo de imperfecciones, entonces cuando sean más grandes no podrán prosperar en el camino del cambio, de la aceptación y la tolerancia. El mínimo cambio puede comenzar con nosotros mismos como adultos y ser trasladado a los pequeños, para que su proceso de aprendizaje sea mucho más leve y la sociedad sea aunque sea un poquito diferente y mejor a la que vivimos nosotros.

Se sabe entonces que hay modelos de sobra y con miles de variedades de precios para que los padres le enseñen buenos valores a sus hijos. Inclusive su misma creadora dio a conocer su conocida frase: “Tú puedes ser todo lo que quieras ser” y también dijo que las niñas al jugar con ella pueden ser todo lo que quieran e imaginen ser, ya que Barbie representa a una mujer
que elige por sí misma.

Tips importantes a la hora de elegir la Barbie perfecta para tus niños

  • Principalmente, debemos tener en cuenta que Barbie NO es sexista. Aunque la mayoría de sus productos reflejen la imagen de una mujer, no quiere decir que no pueda ser utilizada por un niño, no debemos obligarlos a jugar con ella claramente, pero tampoco debemos impedirle a jugar con algo que los hace feliz sólo por su sexo. Así como debemos respetar la libre imaginación con el uso de todos los productos de Barbie.
  • A la hora de adquirir una Barbie hay conocer toda la variedad de precios que existe, si no tiene el poder adquisitivo suficiente para adquirir una, no se preocupe. Barbie es un buen objeto de aprendizaje, pero si está dispuesto a enseñarle bien a su hijo/a buscará la forma correcta de hacerlo.
  • Hay que enseñarle a los niños que una Barbie no es más fea o más linda que la otra, todas tienen su encanto.
  • Finalmente, debe dejar que sus hijos la vistan y desvistan como quieran, mediante esa pequeña acción pueden llegar a manifestar sus gustos y entender que en la vida real todos deben vestirse como deseen.

En conclusión, Barbie no es una simple muñeca, refleja cómo se puede avanzar en la sociedad, ya que al principio demarcaba un estereotipo falso de una mujer atractiva, pero hoy en día nos enseña que hay una amplia variedad de cuerpos, que son los que existen en el mundo real y que todos son igual de bellos como para ser representados por medio de una muñeca.