El último Saab producido se vendió por más que un BMW

Saab 9-3

Ningún Saab ordinario vale tanto dinero, pero en este caso estamos hablando del último modelo producido en la historia.


El fabricante de autos sueco Saab se declaró en bancarrota en 2010, pero la compañía china NEVS (National Electric Vehicle Sweden) compró los derechos para construir un nuevo auto eléctrico utilizando el 9-3 como base. Antes de construirlo, NEVS construyó 420 unidades del 9-3 con el motor bencinero original entre 2013 y 2014. La última de estas unidades se subastó recientemente y es, técnicamente, el último Saab producido.

Al igual que el Saab 9-3 que se construyó hasta 2012, está monta un motor turbo de 2.0 litros y 4 cilindros en línea que genera 223 CV. Eso sí, NEVS no utilizó la transmisión manual original, sino que optó por una automática de 6 velocidades.

Con tan solo 69 kilómetros en el odómetro, este 9-3 está nuevo. El sitio de subastas Bilweb estimaba que se vendería en el rango de los 35 a 45 mil dólares, pero finalmente se vendió por 47.827 de la divisa estadounidense. Esto es, $37.085.056 o 4,8 Toyotas Yaris, más que un BMW Serie 3 nuevo.

¡Recuerda seguirnos en nuestras redes sociales! (Haz click en el nombre)