Turbo S coupé y cabriolet: el buque insignia de Porsche es más poderoso que nunca

992 Porsche Turbo S cabrio

Porsche no se aguantó y presentó las versiones coupé y cabriolet de su nuevo Turbo S. Las entregas comenzarán a finales de este año.


Tras una serie de fotos espías y más de 3 filtraciones, finalmente Porsche presentó la generación 992 del buque insignia de los 911: el Turbo S. Pero no solo presentó el coupé, sino que también el cabriolet.

El nuevo Turbo S está alimentado por un motor flat-six twin-turbo de 3,8 litros que genera 650 CV y 800 Nm de torque - un aumento de 60 CV y 50 Nm en relación al 991-. Asociado con una transmisión PDK de 8 velocidades y tracción integral, acelera de 0 a 100 km/h en tan solo 2,6 segundos - el cabriolet en 2,7 -, haciéndolo en 0,2 segundos más rápido que la generación anterior. Para ponerlo en perspectiva, el nuevo McLaren 765LT lo hace en 2,7. Además, alcanza una velocidad máxima de 328 km/h.

Comparado con la versión anterior el 992 Turbo S es 4,5 centímetros más ancho en el frente y 2 centímetros en la parte trasera. Lo más llamativo es su alerón más grande que genera un 15% más de carga aerodinámica que el anterior. Adicionalmente, por primera vez en la historia, sus llantas son monopernos y de distinto tamaño: 20 pulgadas en el frente y 21 atrás.

Adentro, el equipamiento estándar incluye un interior de cuero con detalles de fibra de carbono y acentos color plata, asientos deportivos ajustables en 18 direcciones con patrones de costura que recuerdan a los del primer 911 Turbo, y gráficos y logotipos únicos en el grupo de instrumentos. Al igual que los 911 Carrera, incorpora una pantalla de infoentretenimiento de 10,9 pulgadas.

Los precios en Chile comienzan en los 239.900 dólares para la versión coupé y los 255.900 para el cabriolet. Esto es, aproximadamente, $193 - o 25 Toyotas Yaris- y $206 millones - o 26,7 Toyotas Yaris-, respectivamente.

¡Recuerda seguirnos en nuestras redes sociales! (Haz click en el nombre)