Mercedes-AMG presentó oficialmente su bestia de 730 CV llamada GT Black Series

Mercedes-AMG GT Black Series

Al igual que las otras variantes del GT, el nuevo Black Series monta el mismo motor V8 twin-turbo de 4.0 litros. La diferencia es que ha sido tuneado para producir ¡730 CV! Y 850 Nm. Esto son 143 CV más que el GT R. Todo este poder es enviado a las ruedas traseras gracias a una transmisión automática de doble embrague y 7 velociades. Así, acelerará de 0 a 100 km/h en 3,1 segundos y de 0 a 200 en 9. Su velocidad máxima es 203 km/h. 

Al igual que el GT R y el GT R Pro, Mercedes-AMG utilizó un enfoque “la forma sigue a la función” para diseñar la aerodinámica de su nuevo Black Series. Por eso, cuesta ver algún segmento del auto que no tenga algún elemento aerodinámico. De esta manera, podemos observar una parrilla panamericana más grande - e inspirada en el AMG GT3 -, agallas, un difusor delantero de fibra de carbono ajustable manualmente, capó de fibra de carbono, faldas de fibra de carbono, un nuevo difusor y un alerón  enorme de 2 etapas del mismo material.

Continuando con el alerón, Mercedes-AMG integró una aleta ajustable en su parte superior, creando 4 formas de activación: AMG DYNAMICS básico, Avanzado, Pro y Master. A bajas velocidades, la aleta puede extenderse para crear una mayor carga aerodinámica y luego, a 250 km/h, bajar para mejorar la velocidad máxima del auto. Los conductores pueden controlarla por medio de un botón en la consola central.

En el interior, el GT Black Series parece un auto de pista adaptado para la calle gracias a la combinación de cuero Nappa con microfibra negra DINAMICA y bordados naranjos. Para disminuir el peso, las manillas de las puertas son correas de microfibra. 

¡Recuerda seguirnos en nuestras redes sociales! (Haz click en el nombre)