Manejar con lluvia es mucho más peligroso de lo que crees

Las lluvias moderadas incrementan el riesgo en un 75%, mientras que con las lluvias fuertes el riesgo aumenta en un 250%.


La mayoría de la gente piensa que maneja bien. Es más, casi todos pensamos que manejamos mejor que el promedio. Quizás deberíamos no dar esto por sentado porque un nuevo estudio demostró que, incluso, una lluvia leve puede incrementar significativamente los riesgos de un accidente fatal.

Publicado en el Boletín de la Sociedad Metereológica Americana, el estudio afirma que la lluvia, nieve y hielo incrementan en un 34% el riesgo de que ocurra un accidente fatal. Este estudio revisó 125.012 accidentes fatales ocurridos en 48 estados de EEUU entre 2006 a 2011.

Scott Stevens, cabeza del estudio, señaló que "una leve llovizna, justo en el punto en el que podrías considerar usar un paraguas" aumenta el riesgo de participar en un accidente fatal en un 27%. Si bien la gente tiende a tomar precauciones cuando llueve muy fuerte, Stevens cree que "subestiman el riesgo de la llovizna -, ya que acorde a la información recogida los accidentes aumentaron incluso con una lluvia de menos de 2,5 milímetros por hora.