El Aston Martin DB5 de James Bond está de vuelta y vale 3,5 millones de dólares

Aston Martin DB5 James Bond

El año pasado, Aston Martin anunció que crearía 25 recreaciones del DB5 que James Bond manejó en la película Goldfinger, incluidos los gadgets del auto. Tras un año y casi 2 meses, presentaron la primera unidad.

Lo más increíble del auto son sus gadgets, ya que la mayoría son funcionales. En el exterior hay placas de patentes giratorias, un sistema de bombas de humo trasero y dos metralletas - de mentira - en el frente, tal como las de la película. Incluso, se puede agregar un panel del techo removible que simula el asiento eyector del auto.

El interior también es idéntico al DB5 de la película. El reposabrazos oculta el panel de control de los gadgets, un mapa de radar simulado, un teléfono ubicado en la puerta del conductor, un botón de la palanca de cambios, una bandeja para guardar armas debajo del asiento e incluso un control remoto para activar los dispositivos.

Todos los DB5 Goldfinger Continuation estarán finalizados en Gris Birch - mismo del auto de la película - y están construidos con paneles de aluminio de estilo DB5 originales. En cuanto a la potencia, montan un motor naturalmente aspirado de 4.0 litros que genera 290 CV.

Las primeras unidades ya están siendo entregadas y el fabricante británico aseguró que las habrá entregado todas a fin de año. ¿El precio? 3,5 millones de dólares o, aproximadamente, $2.763 millones o 359 Toyotas Yaris. Bastante caro para un auto que no puede circular legalmente en la calle - por los gadgets -.

¡Recuerda seguirnos en nuestras redes sociales! (Haz click en el nombre)