¡Sin filtro! La denuncia con que Pablo Longueira arremete contra el fiscal del caso SQM

En el juicio asegura que demostrará que no ha cometido delito.

A través de una declaración pública el ex ministro, Pablo Longueira, respondió a la acusaciones realizadas por el Ministerio Público en su contra donde pide una pena de 818 días por delitos tributarios y 818 días por el delito de cohecho, en el marco del caso SQM. En la oportunidad, manifestó que “Desde hace casi tres años, mi familia y yo hemos sido objeto de una persecución implacable e injusta por parte del fiscal Pablo Gómez en la causa denominada Soquimich”.

Agregando que “en el transcurso de esta investigación allanaron mi casa y mi oficina, amedrentando a miembros de mi familia y a mis colaboradores en las funciones públicas que desempeñé, a pesar de que permití el acceso voluntario a mis cuentas corrientes personales y de las fundaciones que creé (…) Fui víctima, además, de destempladas declaraciones y filtraciones ilegales que intentaron desacreditar una vida dedicada al servicio público”.

Longueira afirmó que “en el marco del juicio oral demostraré, con toda mi fuerza, que jamás he cometido delito alguno –menos aún el de cohecho- porque todos quienes conocen mi trayectoria pública, hayan sido partidarios o detractores, saben que siempre me auto impuse normas éticas muy superiores a las legales (…) No he cometido cohecho, no soy responsable de delitos tributarios y así lo determinaron sucesivas y distintas administraciones del Servicio de Impuestos Internos, organismo encargado del cumplimiento tributario, que decidieron no interponer querella en mi contra porque no existe ningún antecedente que las hubiera justificado”.

Sin embargo, manifestó que “Soy un hombre de paz y no conozco el rencor, pero llegó la hora de que los fiscales respondan cuando actúan con escaso profesionalismo y carecen de la más mínima imparcialidad en la gestión de sus causas. La Ley los obliga a ser objetivos”.

El ex ministro asegró que “Quiero hoy denunciar públicamente, que el mismo fiscal que hoy me acusa, sin que posteriormente haya cambiado ningún hecho, ofreció durante meses a mi defensa una salida alternativa que eliminaba el delito de cohecho. Sí, aunque parezca increíble y sea difícil de creer, ello fue así”.

En la declaración enfatizó que “Ha llegado el momento en que todo Chile sepa cómo actúan algunos fiscales. A los días de negarnos a aceptar una salida alternativa, en una evidente actitud de revancha, encono e intimidación, el fiscal allanó personalmente mi casa particular de madrugada, mientras aún dormíamos, para llevarse dos computadores que ofrecimos entregar voluntariamente y que, una vez incautados, estuvieron meses sin revisar”.

A su vez comentó que “Se ha sabido públicamente que el fiscal acusador, luego de presentar la acusación y antes del juicio oral, trasladará su residencia al extranjero y no participará en el juicio. Lo emplazo a que se haga responsable y que asuma personalmente el resultado del proceso que acreditará mi inocencia, y no se vaya antes del país. Es fácil acusar sin fundamento y luego fugarse de sus obligaciones”.

Por otra parte, dijo que “Ha llegado el momento de que todos los ciudadanos tengamos igualdad de trato frente a los fiscales. No puede ser que el resultado de una investigación dependa de las preferencias políticas del equipo de fiscales que investiga una causa”.

 

Video Destacado