Javiera Suárez revela detalles de su estado de salud: Confiesa que han sido semanas difíciles

Ha contemplado idas y venidas a la clínica.

A través de su cuenta de Instagram la periodista, Javiera Suárez,  reveló el delicado estado de salud que enfrenta luego que el melanoma “arremetiera con todo”, pese a que en enero los exámenes le mostraban que estaba casi eliminado. Hace dos semanas fue dada de alta luego de estar hospitalizada por algunos días, donde debió ser intervenida porque el cáncer le había comprometido el tórax y pulmón derecho.

Si bien al ser dada de alta indicó que estaba con ánimo y subió una imagen con su familiares. Pero al parecer la situación cambió, y así lo expresó en una nueva publicación.

“Aunque sigo siendo una agradecida de todo lo que me pasa, no puedo negarles que estas semanas no han sido fáciles de digerir. El melanoma que en enero ya casi estaba eliminado, al menos a ojos de los exámenes, arremetió con todo.  Idas y venidas a la clínica, pinchazos, lágrimas, incertidumbre, miedo, cambio de tratamiento, etcétera”, indicó.

Agregando que “Antes, hablaba de una maratón a la que me habían inscrito sin haberme preparado y sin posibilidad de negarme a correr. En esta nueva etapa, hablo de una guerra. Sin odio, pero entendiendo que estoy frente a una amenaza “talibánica””.

Javiera aseguró que es “Una batalla que aunque a veces me canse de pelear, no perderé. Tengo un ejército estrella formado por mi familia, amigos y ustedes. Tengo a Dios y a la Virgen de los Milagros de mi lado”.

Para ella hay “Dos misiones. La primera es la oración. La segunda, que se forme una cadena de sonrisas”.

Finalmente, manifestó que “Si el cáncer de melanoma es cabrón, yo más. Mucho más”.

 

Aunque sigo siendo una agradecida de todo lo que me pasa, no puedo negarles que estas semanas no han sido fáciles de digerir. El melanoma que en enero ya casi estaba eliminado, al menos a ojos de los exámenes, arremetió con todo. Idas y venidas a la clínica, pinchazos, lágrimas, incertidumbre, miedo, cambio de tratamiento, etcétera. Antes, hablaba de una maratón a la que me habían inscrito sin haberme preparado y sin posibilidad de negarme a correr. En esta nueva etapa, hablo de una guerra. Sin odio, pero entendiendo que estoy frente a una amenaza “talibánica”. Una batalla que aunque a veces me canse de pelear, no perderé. Tengo un ejército estrella formado por mi familia, amigos y ustedes. Tengo a Dios y a la Virgen de los Milagros de mi lado. Dos misiones. La primera es la oración. La segunda, que se forme una cadena de sonrisas. Vayas donde vayas, sonríele a esa persona que te topas en la calle, en la micro o donde sea. Que esa sonrisa alegre la vida del otro. Y por favor dime cómo te fue! Mientras, dejo por escrito: Si el cáncer de melanoma es cabrón, yo más. Mucho más.

Una publicación compartida por Javiera Suárez (@javierasuarezoficial) el

Video Destacado