El alarmante aumento en las cifras de las ‘familias en toma’ que afecta a Antofagasta

Una alarmante cifra se ha dado a conocer en el último tiempo sobre el gran aumento de los campamentos que existen en la región de Antofagasta, los que ascendieron a un 500% en los últimos ocho años. Si en el 2007 sólo habían 19 campamentos, una década después este número aumentó a 60 campamentos, albergando a 6.771 familias.

Según un estudio de la organización TECHO-Chile, efectuado en el 2017, este fenómeno que se debe principalmente al boom que tuvo la minería del cobre en el 2000, el cual atrajo a Antofagasta y Calama, a cientos de trabajadores. “Los sueldos propios de este rubro elevaron el costo de vida en la región, que ya era alto debido a la escasa disponibilidad de agua y suelos urbanizables”, cita el estudio.

Además, la organización indica que a lo anterior se le sumó la competencia de los bienes y servicios demandados por la población que llegó a la región, provocando que se generara “una gran cantidad de personas vulnerables, no habilitadas para participar de este auge minero, que vieron dificultado su acceso a una vivienda propia o arrendada”.

Según comentó el director social de TECHO-Chile, Gonzalo Rodríguez, a Emol, en Chile a habido un aumento en los campamentos de casi un 50% en los últimos ocho años. Pero si solo se analiza el fenómeno que ocurre en la región de Antofagasta, el escenario es más crítico.

“Haciendo un zoom, vemos que en la Región de Antofagasta ha aumentado más de cinco veces (538%) y hoy hay casi 7 mil familias viviendo en esas condiciones. Es la región en que este aumento ha sido más alto en comparación con el resto de las regiones, y vemos también que la entrega de viviendas sociales en los últimos años ha sido bajísima, incluso en algunos años nula”, sentenció.

Con respecto al tema de la migración , el Gobierno Regional muestran que sólo en la ciudad de Antofagasta, el 40% de los habitantes de campamentos son chilenos, siendo las siguientes mayorías las nacionalidades colombiana, peruana y boliviana.

Aunque, Rodríguez sale al paso de esta situación asegurando que la migración no es la causa principal del aumento de los campamentos. “Creer que el problema de los campamentos es porque ha aumentado la migración es no entender la complejidad del problema: hoy día hay un sistema social en Chile que no dispone de viviendas para quienes no pueden pagar por acceder a ella, y esos pueden ser chilenos, extranjeros o incluso migrantes internos, que se van al norte a trabajar a la minería y se dan cuenta de que a pesar de que trabajan de lunes a sábado no pueden pagar un arriendo y tienen que llegar a un campamento (…) Todos son víctimas del sistema que tenemos en Chile, que no asegura el derecho a la vivienda adecuada a los que son más vulnerables”.

 

Video Destacado