¡El medio cahuín! Los reveladores detalles que entregó el yerno de Joaquín Lavín sobre el quiebre familiar

Asegura que en 2009 había instrucciones directas del edil.

El yerno de Joaquín Lavín, Isaac Givovich, lejos de quedarse callado luego que se hiciera pública la denuncia que interpuso contra el alcalde de Las Condes en el Servicio de Impuestos Internos (SII), entregó reveladores detalles del quiebre familiar, y afirmó que fue su esposa, Asunción Lavín, quien lo incentivó a presentar la acción.

Givovich sostiene que la empresa que tiene con su señora, GES Consultores, fue intermediaria con los proveedores de la campaña senatorial de su yerno en el año 2009. En este contexto se habrían cometido una serie de irregularidades que Lavín habría pedido ocultar.

En conversación con Radio Bio Bio aclaró la razón por la que la denuncia la realizó años después de ocurrido los hechos. “En ese minuto no veía ningún problema en no declarar. Pero años después, cuando parte este tema del financiamiento de la política, nos dimos cuenta que podía haber un problema y después de eso, en 2015, se nos hace una liquidación de impuestos que se libera hace cuatro meses. Al tratar de solucionar ese problema nos dimos cuenta que nos quedamos solos y que la única vía de solución era poner una denuncia para poder hacer las rectificatorias de los años anteriores a esta liquidación, que es lo que nos afecta”, indicó.

Además, asegura que sabía que no tenían ninguna relación con el caso Caval, pero “siempre la justificación era que el señor alcalde había podido averiguar en el SII y que esta supuesta plata que le estábamos cobrando tenían que ver con eso, con Caval. Y esos mensajes los recibimos durante mucho tiempo. Que era Caval, que era Caval”. Cabe mencionar, que la Fiscalía trató de formalizar al yerno de Lavín en este caso por una factura, pero el tribunal determinó que no tenía las atribuciones para hacerlo.

A su vez confiesa que “La decisión de presentar la denuncia y de enfrentar esta situación, la tomamos muy en conciencia con mi esposa y es ella quien me incentiva mucho a tomar esta vía”.  

En cuanto a la relación con la familia de su esposa, tras la denuncia, manifestó que “Siempre va a ser el abuelo de mis hijos, el padre de mi esposa y las puertas siempre estarán abiertas. Pero en la familia todos saben la relación que hemos tenido y no creo que eso vaya a variar ahora, porque no se distancia mucho de lo que ya hemos vivido en los últimos años con ellos”.

En relación a la denuncia que presentó ante el SII afirmó que “En su minuto, Joaquín Lavín me pidió prestar servicios ad honorem (gratis), como ayuda familiar, para poder administrar los proveedores de esa campaña. Por ejemplo, para obtener crédito directo con los proveedores, porque no le daban crédito a los políticos. Y dentro de eso, en la rendición de gastos electorales y en la tributación de la campaña, hay varias situaciones anómalas”.

Pero confiesa que “Para nosotros es un proceso súper doloroso, porque es nuestra familia. Es la familia de mi esposa. Nosotros, de cierta manera, fuimos coaccionados a tomar una línea de acción en ese minuto, que decía relación con mi situación personal y comercial”.

Consultado sobre a qué se refiere con eso explicó “En esa época yo venía saliendo de una situación económica muy compleja y, lógicamente, cuando te pide un favor quien te está ayudando económicamente, más que un favor te dice ‘tienes que hacer esto’, uno cree que lo está haciendo por un afán familiar, por un bien superior. Mirándolo en retrospectiva, fui coaccionado a cometer ciertos errores o a omitir ciertas situaciones que eran realmente irregulares”.

En cuanto al momento en que le comentan las rectificatorias del SII al alcalde, el esposo de Asunción dijo que “Le dijimos tenemos este problema y hay dos opciones (…) Entonces le pedimos ayuda para solucionar este problema y él lo que nos dice es que no se acuerda ni siquiera que yo haya trabajado en su campaña, lo cual es mentira. Después de eso nos pide que nos reunamos con los abogados de él. Lo hicimos, se les presenta esta liquidación, nos dicen que no tienen ningún problema en revisar los papeles, pero ahí se cortan las comunicaciones porque se nos señala que nosotros estábamos tratando de aprovecharnos de la situación para ganar dinero”.

Esta última frase se la habría dicho a través de WhatsApp a su esposa. “Le señala que nosotros nos queremos aprovechar de él, que le queremos sacar plata. También se nos advierte, vía WhatsApp y por parte de familiares de mi esposa, que Joaquín Lavín dice que esto se debe al caso Caval…”, indicó.

Por otra parte, aseveró que durante la campaña “Habían instrucciones directas de él respecto al manejo de proveedores. Me solicitaba servicios y me decía cuáles proveedores eran muy caros. Después, incluso, cuando había que pagar las deudas, me pidió que interviniera con algunos proveedores que estaban cobrando en ese minuto”.

 

 

 

 

 

Video Destacado